¿Qué tal si no estoy listo para ir a una reunión?

Hay una variedad de razones por las cuales las personas se muestran renuentes a asistir a su primera reunión.

La más importante de estas razones: están tan profundamente involucrados en el intento de enfrentar una situación estresante que es difícil romper patrones de comportamiento arraigados.

Por un lado, sabemos que cualquier solución al problema es probable que se encuentre en alguna parte en la que todavía no hemos buscado; pero, por otro lado, puede ser preocupante intentar algo que parece ser completamente nuevo.

Muchos miembros de Al-Anon lucharon durante muchos años con los difíciles retos de enfrentar los efectos del alcoholismo. Muchas veces es más fácil imaginar dificultades constantes que una solución positiva. Es por eso que es fácil pensar en muchas razones para no asistir a una reunión.

Si usted siente ansiedad en cuanto a asistir a una reunión de Al-Anon, usted no está solo. Muchas personas se han sentido así. Sin embargo, superar esa renuencia es una oportunidad para el crecimiento personal, la primera de muchas que el programa de Al-Anon ofrece. Es el primer paso en su camino hacia la recuperación.

No se preocupe acerca de si desea o no convertirse en “miembro”. Simplemente visite diferentes reuniones para recabar información ―para escuchar cómo la gente allí maneja sus asuntos con los bebedores problema―. Puede ser que algunas de sus experiencias le sean útiles.

He aquí lo que experimentó un visitante que asistió por primera vez.

No existe cuota alguna para hacerse miembro. Al-Anon se mantiene por medio de las contribuciones de sus miembros, las cuales son completamente voluntarias. Cada grupo tiene gastos ―por ejemplo, de renta y literatura― y cada grupo es autosuficiente.

Al-Anon no tiene ninguna lista de miembros y no revisa la asistencia. Usted es bienvenido a asistir las tantas o las pocas veces que usted escoja. Nunca hay ninguna obligación. Usted puede optar por compartir utilizando su nombre completo o no.